Educación afectivo-sexual en la ESO

La LOMLOE indica que uno de los principios de la educación es el respeto a la diversidad afectivo-sexual y la propia educación afectivo-sexual. Estas dos características deben ser, por tanto, transversales al desarrollo de las diferentes asignaturas, estando presentes en todas ellas a lo largo de la ESO, FP y Bachillerato.

Pero a nadie se le escapa que es precisamente desde la asignatura de Biología y Geología desde donde se puede tratar dicha educación y diversidad desde una perspectiva más formal. Es por ello que a continuación os doy algunas ideas que yo y otros compañeros hemos llevado a cabo en el aula:

0. Poniendo los puntos sobre las íes.

La primera tarea que tenemos es clarificar de qué vamos a hablar, sin equívocos. Hay muchos conceptos que definir y términos que aclarar. Así que os dejo con una lista de temas que podríais usar con con vuestro alumnado:

  1. Identidad de género, rol de género, preferencia sexual y sexo biológico.
  2. Los mecanismos básicos del sexo biológico (cromosomas sexuales, silenciamento génico, anatomía) y sus excepciones. Aquí también podemos hablar de un artículo muy interesante sobre intersexualidad de Mireia Querol (biologueando.com).
  3. La complejidad de la orientación sexual y la identidad de género.

1. Lectura de un libro

Os prometo que no falla. Los libros sobre educación afectivo-sexual tienen mucho gancho entre los adolescentes. En mi caso, utilizo el libro “Sexperimentando: todo lo que no se atrevieron a contarte” de Nayara Malnero. A algunos os sonará la autora por ser una gran divulgadora de la sexología: su canal de YouTube acumula más de 100 millones de reproducciones y a través de su blog y redes sociales, cientos de adolescentes le plantean sus dudas.

Este libro está dividido en capítulos en los que trata temas muy diversos, desde los puramente biológicos (cambios hormonales, pubertad, anatomía del aparato reproductor, la menstruación, etc.) hasta aquellos más sociales y de actualidad (el consentimiento, la moralidad del sexo, cómo hablar con los padres, etc.).

Además, es un libro que apela e implica a los alumnos en cada página: hay tests de conocimientos previos que después la autora resuelve, técnicas para hablar con sus familiares sin perder los nervios, un montón de QRs con contenido adicional, etc.

Sexperimentando | Un podcast en Podimo
Imagen promocional para la plataforma Podimo.

Recomiendo que se dediquen algunos minutos en clase para ir resolviendo aquellas cuestiones que no les queden claras al leer el libro. Para evaluar su lectura (si queréis), podéis utilizar recursos como una ficha de lectura, que elaboren un glosario, o un vídeo en formato booktuber.

También hay otros libros que algunos compañeros han usado y que recomiendan:

¿Qué libro utilizaríais vosotros? Dejádnoslo en los comentarios, por favor.

2. Consultorio anónimo.

Otra manera de resolver algunas dudas sobre educación afectivo-sexual es tratarlas en clase. Como puede que algunos alumnos sean algo vergonzosos a la hora de plantear sus dudas delante de los compañeros, es buena idea plantearlo como un consultorio anónimo. La versión de esta dinámica que mejor me ha funcionado (por ahora) es la siguiente:

  1. Les explico en qué consiste el consultorio, así como una serie de normas básicas (nada de lenguaje soez, ser concretos, respetar al resto de compañeros, respetar la posible diversidad sexual del resto, etc.).
  2. A continuación, les reparto un trozo de papel donde tienen que escribir una duda que tengan ellos o que piensen que pueden tener otros compañeros. Esas dudas las recojo en un buzón (un sobre o una cajita de madera).
  3. Ese mismo día, y a modo de ejemplo, resuelvo dos o tres dudas.
  4. Vuelvo a pasar el buzón por si a alguien se le ha ocurrido alguna otra.
  5. A partir de ahí, dedico 10 min por sesión a resolver algunas dudas. Para ello, primero las leo en casa, selecciono las que voy a resolver y me preparo una respuesta. Alguna vez me ha tocado improvisar, pero pienso que es mejor llevar la respuesta preparada y contrastada.

A mis alumnos les ha encantado esta actividad siempre que la hemos realizado y siempre piden: “otra duda más, profe”.

Tu consultorio online: respondemos todas tus dudas profesionales

3. Desmontando bulos.

Los bulos han venido para quedarse, o eso dicen. Tal vez nuestro trabajo deba dedicarle un rato a estas insidiosas mentiras y ayudar a nuestro alumnado a desmontarlas.

La dinámica a seguir para esta actividad es muy sencilla:

  1. Plantear una serie de afirmaciones o textos sobre el tema a tratar (bien sobre la regla, bien sobre el embarazo, bien sobre las ITS, etc.) y asignarle un par a cada grupo.
  2. En grupos, intentar detectar si se trata de un bulo o simplemente es una verdad antiintuitiva para su edad y conocimientos (como lo poco efectivo que es el preservativo comparado con otros métodos). Para ello pueden utilizar algunas herramientas como las propuestas en este recurso del repositorio. También tenéis otros recursos para detectar bulos y fake news en este enlace.
  3. Una vez determinado el carácter de su información, hay que hacer un póster (en formato libre) para divulgar lo que han aprendido. Como ejemplo, pueden usar una conversación simulada por WhatsApp, crear un póster en formatos “stories” o post de Instagram, realizar una infografía, etc.
  4. Los pósters se presentarán frente al resto de los compañeros y también se colgarán en los pasillos del centro.

4. Ni ogros ni princesas.

Este es un programa para la educación afectivo sexual en la ESO puesto a punto por la Consejería de Sanidad, la Consejería de Educación y Cultura, y el Instituto Asturiano de la Mujer. Es aplicable a cualquier curso de la ESO y sus ejes transversales son la salud y el placer, la autoestima y la autonomía personal, la libertad de elección desde el conocimiento, la igualdad de mujeres y hombres, y el respeto a la diversidad sexual.

En este programa se involucra tanto al alumnado y profesorado como al resto de la comunidad educativa (educadores externos, familias, comunidad, etc.). Se trata de un programa que pone a vuestra disposición multitud de recursos: materiales adaptados por niveles, cartas para las familias, recursos audiovisuales, guías didácticas para el profesorado, evaluaciones, etc.

Podéis encontrar todos los materiales en su página web.

5. Charlas con educadores externos.

Otra opción es externalizar esta formación, y que sean expertos los que vengan a formar a nuestro alumnado. Esta es una experiencia que solo he realizado una vez, aunque con muy buenos resultados. En mi caso, fue a través del Programa de Intervención en Educación Sexual, que ofrecía la Generalitat Valenciana.

Fueron talleres a puerta cerrada donde el profesorado no podía estar, pero con la total confianza de que dejábamos a nuestro alumnado en buenas manos. Los ponentes eran profesionales de la Salud y, según pude saber gracias a mi alumnado, trataron muchos temas, variados y con gran profesionalidad.

Encontrar un gran profesional no es difícil. Y, como esto no es una cuestión que solo ataña a tu Departamento, desde Orientación y Equipos Docentes podéis concretar una serie de criterios antes de elegir a quien vaya a intervenir en vuestro centro. ¡No te cargues con toda la responsabilidad!

¿Te gustaría que hiciésemos alguna entrada en concreto? Si quieres proponer algún tema para una entrada en el blog, haz click en el siguiente enlace¿Tienes alguna pregunta o has visto algún error? No dudes en añadir tus comentarios más abajo. 

“No te olvides que, si aún no formas parte del Proyecto Simbiosis, puedes darte de alta siguiendo este enlace. Y si ya eres parte del Proyecto, recuerda que estamos ansiosos por que nos enseñes tus materiales. Si no tienes claro cómo subirlos, aquí tienes un buen tutorial. Además, recuerda que para poder tener acceso al 100 % de los materiales del Proyecto, has de contribuir con tus propuestas. Juntos, somos más.”

Rating: 5.00/5. From 1 vote.
Please wait...

Jordi Blasco Carrasco

Profesor de Biología y Geología. Cuando toca, toco música por tocar. A veces leo y a veces dibujo, pero no es nada serio, lo juro. En redes: @jblascocarrasco

También te podría gustar...

Deja una respuesta